lunes, 7 de mayo de 2007

Don Quijote

Pelear solos (o acompañados por algo muy pequeño) nos da siempre la sensación de pelear por lo correcto. Luego en la pelea, si sobrevivimos, nos vamos encontrando con otros que pelean por lo mismo que nosotros. Nos hacemos grupo y entonces somos el "qué" contra lo que uno o dos quijotes deben pelear.

2 comentarios:

Semidios dijo...

en algun momento de mi lectura me perdí, y ya no supe por "qué" se suponía que peleaba quién!

MarthaX dijo...

Naaa! para mí fue, nuevamente, como recibir una bofetada (o un beso robado, según)... sorprendente (un placer leerlo)