lunes, 23 de abril de 2007

Con la vara que midáis

La Jornada (quién si no) está dando voz a los profesores inconformes con la prueba "Enlace" que hoy se está aplicando en todo el país a alumnos de primaria y secundaria. Apasionado como soy en el tema educativo, encuentro la prueba famosa de lo más importante y que es necesario tener un medidor de la calidad de educación que están recibiendo los chavos en las escuelas. Pues resulta ser que a estos "maistros" no les parece bien la famosa prueba por que los mide a todos por igual, sin tomar en cuenta las diferencias "sociales y económicas".

Yo de plano no puedo creer semejantes "argumentos". Si alguien quiere, puede ver aquí un pequeño modelo de cómo son las preguntas. Conozco niños que van a telesencundarias, a primarias rurales y sé de sus capacidades y de cómo los pobres dependen de tener un buen maestro para desarrollar esas capacidades. Y esas pruebas miden más habilidades que conocimientos.

El victimismo es uno de los más profundos y dañinos vicios que tenemos como sociedad. Siempre la culpa es de alguien más: Del sistema, del gobierno, de la tortilla, del clima, de la maestra Gordillo. Las fallas nunca son culpa nuestra, siempre son del otro. Los maestros se curan en salud para justificar los malos resultados que, aunque lo nieguen, dependen en mucha medida de su desempeño profesional.

Y también el papel de los medios, es curioso como La Jornada se hace eco de esas declaraciones sin contexto y, por supuesto, sin réplica por parte de las entidades gubernamentales. Ejercen el mismo periodismo que muchas veces critican, solo que en sentido contrario que, seguramente, sí hace legítima la polarización.

1 comentario:

Frida dijo...

Visitando su nuevo hogar.

El tema de la justificación ante el fracaso sin respaldarlo con esfuerzo.

¿De qué tienen miedo los profesores?, creo que al contrario de resultar perjudicial, revelar los índices de aprovechamiento escolar permitirá compararlos con los parámetros que ellos mismos claman, ubicación geográfica, nivel de pobreza, entorno social y así buscar un remedio ¿o no? -tal vez tengan miedo de que se demuestre su incompetencia y falta de interés y compromiso real con su profesión y alumnos.