viernes, 1 de junio de 2007

We are so full of shit

Tengo la impresión de que la maldad es un gas autógeno que requiere liberarse continuamente. Percibo que todos tenemos demasiada capacidad de generar mal (también de generar bien) y que el manejo de ambas capacidades es patético. Nadie hemos enfrentado esto a cabalidad y vivimos aprisionados en nuestro autocontrol o en nuestros remordimientos cuando no lo tenemos. No hemos sido preparados para manejar nuestro mal. Para dejar que corra y buscar que, aún saliendo, haga poco daño.

No creo que el mal humano sea por naturaleza destructivo en lo externo. Lo entiendo más en términos de una conducta interna. Un mal absoluto, un mal extremo, implicaría la destrucción total, aniquilación sin fin ni propósito. No es ese el mal normal, el humano. Típicamente es un foco, es una dirección, es autodestrucción o destrucción de algo en específico. La búsqueda de placer en pequeñas destrucciones también cuenta como mal, pero al ser su móvil el placer, es tan humano que podría no ser mal.

Yo buscaría impartir una materia que se llamase "administración de la maldad interna". Enseñaría a identificar los impulsos, las pasiones y las razones y buscaría mecanismos para que los alumnos aprendieran a ejecutar su maldad haciendo el mínimo daño. Todos apestaríamos menos...

2 comentarios:

Semidios dijo...

Tal y como el Bungee se creó para serenar a los "jumpers"... interesante pist, tiene mucha más tela de dónde cortar... debería echarse nuevas reflexiones!

la flaca dijo...

Esa material sería de mucha ayuda para muchos que, conscientes de nuestra enorme maldad, tratamos de aminorarla, dosificarla o medio esconderla para que no haga tanto daño.
Me sé mala persona y esa misma consciencia me hace sentir culpable. Tal vez si no lo supiera, simplemente sentiría que tengo la razón y los demás se equivocan, me sentiría incomprendida y frustrada, pero no culpable. (Y aquí viene la cursilería que siempre quiero evitar, pero que a veces se me desborda). Amar a Oscar, el estar lejos de mi abuelita, mis tías y mi hermano me hace querer ser mejor persona, pero no tengo mucho éxito.
Para mí sería de mucha utilidad una material tipo Evilness Management, con terapia y todo el kit.