miércoles, 13 de junio de 2007

Fashion emergency

La revista American Way de American Airlines de este mes, está dedicada a la música. Tiene seis artículos del tema, y uno es el típico "The most of…" que enlista al mejor grupo-solista de cada década: Elvis, Beatles, Zepelin, U2, Nirvana y declara desierto los 2000's, lamentándose que el que liderea por ahora sea Coldplay (cosa que yo también lamento, aunque yo hubiera puesto a Pink Floyd y a Radiohead en lugar del Zepelin y de Nirvana, ni forma de negar la trascendencia de los elegidos). En fin, el artículo fácil para rellenar una revista. Otro habla del regreso de The Police y no falta el típico que habla del "american heritage", Memphis y demás.

Pero el artículo que realmente me cautivó lo escribió una chava, Sarah Hepola, que dice que tiene 32 años y que se preocupa que todos sus amigos le dicen, cada que ella les habla de música moderna, la misma frase: "i am so out of it". Ella es editora y periodista musical y está acostumbrada a leer Pitchfork con el desayuno. Describe a los críticos de música como los "Anna Wintour" del mass media. El objetivo de los tipos es humillarte, hacerte sentir ignorante, estúpido y, sobre todo "no cool".

Yo soy uno de esos, de los que ella habla, que dice que sólo escuchamos hits de los 80’s y música indie de los 90’s (en mi caso también escucho muchísimo progresivo de los 70’s, pero soy, como dicen ahora, un lugar común). Y obvio, el trancazo me pegó seco. Llevo ya un año y medio escuchando Ibero 90.9 con regularidad y, si bien no he recuperado mi mejor forma como conoisseur musical, ya sé de lo que me hablan cuando mencionan a Arcade Fire, Arctic Monkeys, The Whitest Boy Alive, Damien Rice, The Decemberists, Muse y demás. Sí, me dio crisis existencial y me dolió ser TAN no-cool.

Pero por otro lado, me rehúso completamente a que me tenga que gustar música tan normalita. Razorlight o The Rapture, por ejemplo, me parecen enormemente sobrevaloradas y patéticamente ordinarios. No soy, en el sentido científico, un conocedor de música, pero sí sé distinguir algo que sea original y a la vez tenga sentido cuando lo escucho, y desde Radiohead y OK Computer en 1997, no ha pasado nada en la música popular así: original y con sentido, con propósito.

Es por eso que estoy enamorado de Joanna Newsom, pero creo firmemente que Joanna no podrá ser nunca una estrella de la música pop. En ningún sentido, vista desde ningún ángulo. Y debiese serlo, yo lo creo. El artículo que habla de los grandes de cada década lamenta la falta de grandiosidad de las bandas modernas. Joanna es tan grandiosa como lo fueron todos ellos pero estos tiempos, los tiempos del miedo al terrorismo en el Primer Mundo y del nihilismo valemadrista del tercer mundo, no aceptan que nada ni nadie sea grandioso: La mediocridad es el mejor lugar para estar en un mundo que tiene miedo y/o le vale madres el futuro.

10 comentarios:

la flaca dijo...

Zas!! Ps yo todavía soy más rara, porque estoy obligada a escuchar y estar actualizada en el pop (yagh!) y prefiero escuchar algo que la gente suele llamar "música rara".
Hace una semana uno de mis alumnos me dijo que tengo gustos muy underground y muy raros...
Casi sentí que me decía "vieja".
:s

Manuel dijo...

maese...quiere endulzar su vida de nuevo? Escuche punk norteamericano de los ochentas...jejeje.

Minor Threat o Black Flag. Si puede, tambien a Bad Brains. No espere mucho, pero disfrutara de musica que no necesita ser valorada ni apreciada.

Un abrazo...

Zyk dijo...

Si le gusta el rock progresivo le recomiendo a Dream Theater, música para freaks, si, pero que pocos comprenden, espero cambie su perspectiva de la musica actual, que la mayoria si esta de la shit, ehele oido, vale la pena, yo fui un "instant fan".

Zyk dijo...

por cierto, la moda es una mierda.

Semidios dijo...

me encanta usar la palabra DUALIDAD, y de alguna manera encuentro sus posts terreno apropiado para usarla.

Hay algo raro en nuestra sociedad, objetivamente; eleva a dioses a artistas (banda/solista) como por acuerdo aleatorio de conciencia colectiva, asimismo ignora indiscriminadamente a quien quede fuera de semejante acuerdo arbitrario. Se puede mencionar... "triquiñuelas del mass media".

Coldplay hacen lo suyo, como muchas bandas, unos buenos, otros no tanto, The Rapture (como un chingo) estoy de acuerdo con ud. es una banda sobrevaluada en extremo, como Muse. indeed, buen post

Eduardo dijo...

¡Por su culpa escucho a Joanna! Tengo 17 y lo más moderno que escucho es a The Strokes e irónicamente porque me parece que "se escuchan viejos".

Eduardo dijo...

Lo olvidé: Wolfmother, ¿Qué opina usted, maese?

Zyk dijo...

Y yo que me iba a quejar de Coldplay!, jaja, no pues si estamos mal, y a eso súmele el tercermundismo de nuestro país, pues mas chingados aun.

los recuerdos del porvenir dijo...

Maese Samano:
¿No le han informado que el rock y el buen pop han muerto?

Sip. Lo nuestro es la necrofilia.

Snif.

Alberto Chimal dijo...

¡Sorpresa! Felicidades por la nueva bitácora.

Me llama la atención que nadie haga referencia aún al remate de esta nota: "La mediocridad es el mejor lugar para estar en un mundo que tiene miedo y/o le vale madres el futuro", que es la más incómoda y problemática de todo el texto. Todos participamos de esa mediocridad, aunque reconocerla es un paso que casi no da nadie, y luego de ese hay muchos otros que dar (pienso, procuro).

Suerte y hasta otra.