jueves, 9 de octubre de 2008

La fuerza del "yo creo"

O contra la base por bolas no hay defensa.

No logro elucidar la trampa del convencimiento individual. Las millones de frases que empiezan con "yo creo" son una trampa. No creemos nada, todo lo creamos antes, durante y después de la creencia.

La creencia destruye.

2 comentarios:

Rox dijo...

CREAMOS o creíamos? Me haces bolas :(

Saluditos

Armando dijo...

Creamos de crear, la tesis (oscura, quizá jalada) es que la creencia crea en el peor sentido posible... gracias por leer!